Logo Canal 95
¡Única!
educación
archivo
Por

¿Qué hay de cierto que elegimos a nuestros padres antes de nacer?

Esta idea se basa en la noción de que nuestras almas tienen un propósito y un plan de vida, y que elegimos a nuestros padres en función de las lecciones y experiencias que necesitamos aprender en esta vida.

Hay una pregunta esencial que se hace todo ser humano alguna vez en su vida y que es la esencia de la conciencia que nos hace ser quien somos, esto es, la pregunta de por qué estamos aquí. El pensamiento moderno apoyado en la ciencia responde muy bien al cómo llegamos aquí: la mayormente azarosa unión de un esperma y un óvulo, el abrazo carnal de dos seres con los que no teníamos nada que ver hasta el momento de la concepción. Para la ciencia establecida no es necesario ir más allá de esto, puesto que, según el paradigma materialista, no existíamos antes de la concepción en el vientre de nuestra madre y no venimos al mundo por ninguna razón o necesidad en específico, lo único que de alguna manera traemos con nosotros son los genes de nuestros antepasados. 

Esta respuesta no es muy satisfactoria para muchas personas que creen que su vida y el mismo mundo tienen un propósito, un significado y un destino que no puede ser reducido solamente de la ciega evolución de la materia. Los aspectos cualitativos de la existencia, las intuiciones, las "verdades espirituales", no pueden comprobarse científicamente, pero aún así ejercen una atracción y nos dotan de una razón de ser, son aquello que nos mueve e impulsa a crecer y desarraollarnos moral y espiritualmente, puesto que el ser humano, creemos, no deja de crecer cuando se convierte en adulto. 

El tema de la reencarnación y la posibilidad de haber elegido a nuestros padres antes de nacer es un tema que ha sido objeto de debate y especulación a lo largo de la historia. Algunas corrientes espirituales y religiosas sostienen que, como almas, tenemos la capacidad de elegir nuestra familia y las circunstancias de nuestro nacimiento antes de encarnar en este mundo. 

Según estas creencias, se dice que antes de nacer, como almas, tenemos la oportunidad de revisar nuestras vidas pasadas y aprender de ellas, así como de establecer objetivos y lecciones que deseamos experimentar en nuestra próxima encarnación. En este proceso, se dice que elegimos a nuestros padres y a nuestro entorno familiar, ya sea para aprender ciertas lecciones, para sanar relaciones o para cumplir con un propósito específico en nuestra vida. 

Sin embargo, es importante destacar que estas creencias no están respaldadas por evidencia científica y son consideradas más bien como creencias espirituales o filosóficas. La ciencia no ha podido demostrar la existencia de la reencarnación o la capacidad de elegir a nuestros padres antes de nacer. 

En última instancia, la respuesta a la pregunta de si realmente elegimos a nuestros padres antes de nacer queda en el ámbito de la fe y las creencias personales de cada individuo. Algunas personas pueden encontrar consuelo y sentido en la idea de que hubo una elección consciente en su llegada a este mundo, mientras que otras pueden tener diferentes perspectivas y creencias sobre el origen de la vida y la existencia humana. 

Temas Relacionados
Carolina Tohá
Noticias
influenza
Regional
Carolina Tohá
Nacional
salud
Magazine
tecnología
Tendencias
Eurocopa 2024
Deportes
Completo_italiano
Cultura
música
Música
Selección Chilena
Internacional
Metiendo Ruido
Programas