18 de mayo de 2022

Colegio Salesiano de Valparaíso instalara dos pórticos detectores de metal en su ingreso

Esto seria solamente una medida preventiva y aunque  no se han registrado hechos de alumnos que ingresen con algún tipo de arma al establecimiento, sí se confirma que se han producido otros hechos de violencia.

Desde el retorno a clases presenciales el pasado marzo, se han registrado una serie de violentos hechos que han tenido como protagonistas a estudiantes provenientes de diferentes colegios a nivel nacional. Desde peleas al interior de recintos educacionales hasta el porte de armas por parte de los alumnos han marcado los primeros meses de clases. 

A raíz de estas situaciones y como una medida preventiva, es que en el Colegio Salesiano de Valparaíso decidieron instalar dos pórticos detectores de metales en el ingreso del establecimiento. Esta idea fue apoyada por los apoderados del establecimiento y busca proteger a los casi 2 mil alumnos que asisten diariamente. 

Mario Molina, presidente del Centro General de Padres y Apoderados explicó que la idea fue propuesta hace varios años por los padres de los alumnos y hasta ahora se concretó. “Esto es solamente preventivo, no se ha detectado a nadie con un cuchillo ni con nada en el colegio, eso es solamente por prevención”, explica Molina en conversación con El Mercurio de Valparaíso. 

Cada alumno deberá pasar por el detector de metales al momento de ingresar al establecimiento, y en el caso de que suenen las alarmas se le invitará al estudiante a abrir su mochila para de esa forma poder ver qué elementos tiene al interior que provocó que estas sonaran. 

A pesar de que esto es solamente una medida preventiva, y que como explicaba Molina no se han registrado hechos de alumnos que ingresen con algún tipo de arma al establecimiento, sí confirma que se han producido otros hechos de violencia, como fue en marzo pasado cuando comenzó a circular un video de estudiantes peleando al interior del Colegio. 

Debido a este último incidente, es que la administración del recinto educacional accedió a la idea de los apoderados de instalar estos pórticos detectores de metales. “De hecho, la idea de instalar un detector de metales, yo que llevo varios años en el centro General de Padres y Apoderados, surgió hace unos siete u ocho años y lo solicitamos por seguridad, nada más, por prevención. En ese momento dijeron que no se podía hacer, pero ahora lo hicieron”, explicó Molina.


TEMAS