18 de diciembre de 2020

Contraloría detectó millonario pago de habitaciones no utilizadas en hotel que funciona como residencia sanitaria en Antofagasta

Más de 163 millones de pesos en habitaciones no utilizadas, sobre 300 millones de pesos pagados por el Servicio de Salud sin respaldo, entre otras irregularidades.

Una serie de deficiencias detectó la Controlaría General de la República en cuanto a la contratación y cumplimiento de protocolos en residencias sanitarias, por parte del Servicio de Salud de Antofagasta. El informe del ente fiscalizador evidenció la falta de supervisión en la ejecución de los servicios contratados al Hotel Costa Pacífico. Situación que se repite en otras regiones de Chile.

En el documento advierten que el Servicio de Salud pagó en los meses de junio y julio de 2020, por los servicios prestados en los meses de abril y mayo de este año. Aun cuando el acto administrativo que aprobó la contratación, se encontraba pendiente del trámite de legalidad.

Según Contraloría, “el costo del contrato no se condice con la ocupación real de la residencia sanitaria, toda vez que, de los antecedentes tenidos a la vista, se advirtió que el total de los servicios y habitaciones no utilizadas ascendió a un monto de $ 163.734.480″.

El servicio dependiente del Ministerio de Salud, pagó a la “Sociedad Inversiones Millao Bernal Limitada, tres facturas, por la totalidad de los servicios adquiridos, esto es $304.078.320, sin documentación de respaldo que acredite los servicios realizados, limitándose a aparejar a cada egreso, un certificado que da conformidad a los servicios prestados”.

Asimismo, verificaron “la inutilización durante seis días del hotel como residencia sanitaria, teniendo como consecuencia que la entidad pagara por un servicio no utilizado, esto es, desde el 1 al 6 de abril de 2020, la suma de $ 20.049.120“.

De esta manera, el ente contralor los conmina a ordenar la instrucción de un procedimiento disciplinario, destinado a investigar eventuales responsabilidades administrativas del personal involucrado en estas supuestas irregularidades. 

Otras irregularidades se expresarían en la planimetría presentada en el expediente municipal para la recepción del hotel. Por lo que solicitan a la Municipalidad de Antofagasta, verificar lo declarado en el permiso de edificación.

Además, se habría constatado el ingreso de menores de edad a la residencia, falta de evaluación de signos vitales al ingreso y durante la estadía de los usuarios. También el registro de asistencia manual del equipo médico, se encontraba incompleto.