2 de junio de 2022

Cuales son los síntomas de ansiedad y que hacer para controlarlos

La ansiedad es una emoción normal que se da en situaciones en las que te sientes amenazado por un peligro. Pero esta sensación es anormal cuando es desproporcionada y prolongada en el tiempo, ya que en ocasiones desemboca en problemas más graves.

Diversos síntomas pueden indicar un trastorno de ansiedad: dificultad para respirar, dolores de cabeza, eccemas, insomnio, sudoración, miedo injustificado, temblores, mareos, taquicardia, molestias estomacales, diarreas, etc. 

Cada persona es diferente y la ansiedad puede manifestarse de infinitas maneras, aunque las que hemos comentado suelen ser las más comunes. Sigue leyendo para conocer más sobre esta afección, sus posibles causas, efectos y síntomas.

La ansiedad es un mecanismo de defensa que utiliza tu organismo para ponerte alerta. Suele deberse a una preocupación excesiva que se manifiesta físicamente acerca de algún hecho que ocurrirá en el futuro. Puede indicar miedo a la incertidumbre o a situaciones que sientes que no eres capaz de controlar.

Si sabes o crees que estás sufriendo ansiedad y no sabes a qué se debe, te recomendamos analizar qué situaciones presentes o futuras pueden estar generando esas sensaciones.

Muchas personas tienen síntomas de ansiedad pero no saben que se debe a eso y lo relacionan con enfermedades físicas o virus (debido a las diarreas, eccemas o temblores). Con el tiempo, esos síntomas se pueden agravar o pasar sin que la persona haya sabido nunca que se trataba de ansiedad.

Entonces, si quieres aprender cómo tratar la ansiedad deberás enfocarte en las causas que la provocan; hacer introspección y reflexionar sobre las cosas que te suceden y tu reacción ante ellas. 

Antes de intentar controlar la ansiedad, lo primero es localizar su origen, ¿Tienes un examen complicado próximamente? ¿Estás pasando una época complicada? ¿Tienes miedo a lo que pueda ocurrir en tu trabajo? Todo ello puede ser la fuente de tu ansiedad.

Una vez hayas localizado en foco, puedes pensar en cómo solucionarlo, si es que eso es posible. Si lo es, manos a la obra. Pero si es un asunto que no puedes cambiar o controlar, tendrás que gestionarlo emocionalmente para aceptarlo con madurez, o simplemente dejarlo pasar.

Para ello, existen diferentes métodos. Lo primero sería acudir a un buen terapeuta para que te ayude a canalizar tus emociones hacia un lugar donde te hagan sentir mejor. 

Sí, puede que necesites ayuda de un especialista, pero eso no debe hacerte sentir mal. Todos necesitamos apoyo en algún momento de la vida y nada mejor que un profesional te enseñe las herramientas para regresar a estados de tranquilidad. Recuerda que eres tú quien decide cuánto dura la ansiedad en ti. 

5 consejos sobre cómo controlar la ansiedad que puedes poner en práctica a diario

Ocupa bien tu tiempo

Practica la respiración consciente

Sal de casa, muévete, haz ejercicio

Comparte lo que sientes

Sé tu propio investigador privado


TEMAS