21 de junio de 2022

Imágenes de líneas (como código de barras), invaden las redes sociales

La iniciativa es poder comunicar el aumento de temperatura promedio en las distintas regiones del mundo,  colores azules (efectos menos severos) y rojos (daños más graves).

Distintas imágenes en una combinación especial de líneas verticales con tonos azules y rojos (como código de barras), invaden las redes sociales nuevamente este año. La iniciativa es poder comunicar la tendencia creciente del aumento de temperatura promedio en las distintas regiones del mundo, pero de una manera simple. 

La página creada por la Universidad de Reading del Reino Unido, grafica los índices de contaminación de varios países y del mundo desde 1910 hasta el 2022.

Los gráficos específicos de los profesionales en meteorología/climatología suelen ser muchas veces algo complicado de analizar para la mayoría de las personas, es por eso que a través de esta herramienta fácil de usar (y de leer), se logran visualizar datos y comprenderlos rápidamente, para poder concientizar y divulgar sobre la crisis climática.

Hawkins explicó que quería comunicar los cambios de temperatura de una manera más simple e intuitiva, eliminando todas las distracciones técnicas de los gráficos climáticos estándar. Su idea era, transmitir a través del uso del color las tendencias del calentamiento global a los NO científicos. 

El 22 de mayo de 2018, el científico (que es autor principal del sexto informe de evaluación del IPCC, y recibió la Medalla Kavli 2018 de la Royal Society), publicó estos gráficos, que permiten la visualización de datos usando una serie de franjas de colores ordenadas cronológicamente, para plasmar las tendencias de temperatura a largo plazo. “Nuestro sistema visual interpretará directamente esas rayas, sin tener que pensarlo”, dijo Hawkins. Él las llamó “rayas de calentamiento” (warmstripers, en inglés).

Desde el 17 de junio de 2019 se encuentran estos gráficos disponibles para uso público; ese mismo día se inició una campaña en las redes sociales que alienta a las personas a descargar los gráficos que deseen y a publicarlos libremente. Tan sólo una semana después de ese anuncio, se habían descargado casi un millón de estas imágenes por parte de visitantes de más de 180 países.

Fuentes y armado de los gráficos

Los gráficos de bandas de calentamiento se definen con varios parámetros que incluyen: el conjunto de datos validados por una organización meteorológica (la fuente de datos de la mayoría de los países provienen de Berkeley Earth, pero también citan a: NOAA , UK Met Office, MeteoSwiss y DWD; además, la ubicación de la medición (ya sea global, por país o ciudad), y se define el período de tiempo para el eje horizontal con el rango de años. 

El diseño muestra una delgada línea vertical por año, coloreada según el valor de temperatura promedio para ese año con respecto al valor medio. Las temperaturas exhiben el rango de la anomalía, que es cuánto se separa o se desvía del valor de referencia; en este caso de la temperatura anual promedio durante un "período de referencia" o "línea de base" de 30 años. Esos rangos de anomalías están representados por una escala de colores, se le asigna un color por rango. 

La elección de colores lo hace aún más intuitivo, tonos de azul para los rangos con anomalías negativas (o más frías), y rojos para las anomalías positivas (o más calientes). Cuantas más líneas rojas tenga tu gráfico, significa que más caliente estuvo la atmósfera, con temperaturas por encima del promedio. 

Observaciones

Los gráficos para áreas pequeñas muestran mayores cambios de año a año que aquellos para regiones más amplias. Las variaciones anuales reflejadas en los gráficos de las localidades, son el resultado de la variabilidad del clima, mientras que el calentamiento global durante siglos refleja el cambio climático. 

Hawkins logró adaptar los datos anuales reales registrados, para que todos puedan comprender la realidad del calentamiento global donde quiera que vivas, y la crisis climática a la que nos lleva como planeta.

La NOAA advierte que "los gráficos no deben usarse para comparar la tasa de cambio en una ubicación con otra"; y explica que "los valores más altos y más bajos en la escala de colores pueden ser diferentes en diferentes ubicaciones". Además, un cierto color en un gráfico no se corresponderá necesariamente con la misma temperatura en otros gráficos. 


TEMAS