27 de noviembre de 2022

La importancia de pedir ayuda para el cuidado de la Salud mental

Las primeras personas a quienes podemos acudir son las más cercanas y las que nos muestran más confianza: un amigo o amiga, nuestros padres o familiares. 

Los problemas de salud mental serán la principal causa de discapacidad en 2030. El 25% de la población la sufrirá a lo largo de su vida. Son datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que trabaja para concienciar a sociedad y gobiernos sobre la importancia del bienestar de todas las personas, tanto a nivel físico como mental.

Las enfermedades mentales supondrán un problema de salud pública cada vez mayor, por eso es importante pedir ayuda y cuidar de nuestro bienestar mental para conseguir una vida plena y una larga esperanza de vida.

En psicología existen muchas formas de entender y tratar la mente, pero no todas son igual de eficaces en cada persona. La escucha activa de uno mismo es fundamental para conocer qué nos hiere y prestarle atención. Muchas veces es un bajo estado de ánimo, una experiencia traumática o el estrés lo que lleva a las personas a acudir a un o una especialista.

Lo más habitual es que las personas pidan ayuda cuando un síntoma se vuelve persistente, se hace más intenso o se suman otras manifestaciones como la falta de sueño, cambios en la alimentación, consumo de drogas, un comportamiento violento o un sentimiento de apatía hacia la vida.

“Pedir ayuda es bueno porque me enseña a ser una persona más honesta, más valiente y más responsable, conmigo y con los que me rodean”, cuenta el psicólogo Oriol Rodríguez.

¿Cómo pedir ayuda?

Las primeras personas a quienes podemos acudir son las más cercanas y las que nos muestran más confianza: un amigo o amiga, nuestros padres o familiares. El amor hacia esa persona que reclama ayuda será el impulso necesario para comenzar a poner remedio.

No obstante, a veces es mucho más fácil abrirnos y comunicar nuestras debilidades mentales a personas desconocidas, que puedan mostrar una opinión objetiva sobre nuestra situación. Para empezar a recibir el tratamiento profesional de un/a terapeuta o psicólogo/a existe la vía pública o la vía privada.

En el sistema de salud pública, el primer paso es acudir al médico de cabecera, quien derivará la consulta especializada al centro de salud mental correspondiente. Esta atención es gratuita. En cambio, si la intención es visitar una consulta privada, existe una amplia red de especialistas en salud mental que con los que se puede contactar fácilmente a través de internet o las redes sociales.

En este sentido, la pandemia de la Covid-19 ha puesto la salud mental en el centro del debate, resaltando su importancia y la necesidad de implementar nuevas políticas sanitarias que permitan cuidar de nuestro bienestar mental: desde aumentar el número de psicólogos y terapeutas disponibles en los centros de salud, hasta crear nuevos de salud pública como el teléfono de prevención del suicidio.

¿Cómo ayudar a quien no pide ayuda?

La demanda de ayuda psicológica continúa siendo un tema tabú en nuestra sociedad: los problemas mentales se asocian erróneamente a persona débiles o necesitadas, y muy poca gente se atreve a hablar abiertamente sobre sus problemas de salud mental.

Sin embargo, poco a poco, esta situación va cambiando y cada vez hay más gente concienciada sobre la importancia de cuidar de nuestra mente igual que cuidamos nuestro cuerpo. Además, una intervención temprana es clave a la hora de atajar los problemas emocionales.

A veces puede resultar muy evidente que un amigo/a o familiar tiene un problema y necesita ayuda; sin embargo, también es posible que la persona afectada no lo vea así. Esto responde a la falta de conciencia o a una negación de los propios problemas y malestar.

En ese sentido, debemos tener muy presente que la persona afectada pedirá ayuda cuando reconozca sus problemas y se sienta motivada para hacer cambios. Intentar imponerse, coaccionar a esa persona o persuadirla no funciona. Mantener una actitud empática, ofrecer ayuda y no forzarla son algunas de las opciones para acompañar en el proceso de bienestar mental de la persona que queremos.


TEMAS