16 de agosto de 2022

El reciclaje del plástico no estaría funcionando según un estudio

Una nueva encuesta realizada en Reino Unido por Greenpeace y Everyday Plastic, revela que apenas se recicla el 12% de los envases de plástico de un solo uso.

Una nueva encuesta llevada a cabo por las organizaciones ambientales Greenpeace y Everyday Plastic para examinar el tamaño del problema de los desechos plásticos en Reino Unido bautizada como The Big Plastic Count muestran que los hogares del ingleses desechan cerca de 100 mil millones de piezas de envases de plástico cada año, mientras que reciclan solo el 12 por ciento de los envases de un solo uso.

La mayoría de los desechos plásticos provinieron de envases para alimentos y bebidas, con un 83 por ciento, siendo los envases de frutas y verduras los más comunes. Según los resultados de The Big Plastic Survey, durante una semana de mayo, 248.957 personas de 97.948 hogares registraron qué tipo y cuántos envases de plástico desecharon.

Los participantes contaron un total de 6.437.813 piezas de residuos de envases de plástico; esto equivale a un promedio de 66 piezas de envases de plástico por hogar por semana, o aproximadamente 3.432 piezas de plástico por hogar por año.

A diferencia del metal y el vidrio, los plásticos no son inertes. Los productos de plástico pueden incluir aditivos tóxicos y absorber productos químicos, y generalmente se recolectan en contenedores en la acera llenos de materiales posiblemente peligrosos, como contenedores de plástico para pesticidas.

¿No funciona entonces?

Existen muchos tipos de plástico, lo que dificulta encontrar un método de reciclaje que funcione. También es cierto que el reciclaje es una industria que puede impulsar el crecimiento económico, incentivando así una mayor reutilización de plásticos posconsumo. Sin embargo, el reciclaje de plástico es un proceso intensivo en recursos, independientemente de si se trata de reciclaje tradicional o químico. El consumo de materiales de un solo uso siempre causará daños a nuestro medio ambiente. La pregunta que deberíamos hacernos es ¿cómo dejamos de depender del reciclaje y avanzamos hacia una economía circular?

Y es que reciclar plástico no es nada barato. El plástico reciclado cuesta más que el plástico nuevo porque recolectar, clasificar, transportar y reprocesar los desechos plásticos es increíblemente costoso.

El plástico no solo contribuye con una enorme cantidad de desechos que no se descomponen naturalmente en el medio ambiente, sino que, según el Centro de Derecho Ambiental Internacional, casi todo está hecho de combustibles fósiles, lo que contribuye a las emisiones de gases de efecto invernadero.

Organizaciones como Greenpeace y Everyday Plastic quieren que el gobierno de Reino Unido reduzca a la mitad el plástico de un solo uso para 2025 y establezca objetivos para eliminarlo casi por completo. También están solicitando una prohibición de exportación de desechos plásticos para 2025 y un depósito sobre las devoluciones de plástico de inmediato.

Por nuestra parte, todos deberíamos seguir reciclando nuestro papel, cajas, latas y vidrio, porque lo cierto, es que, realmente, sí funciona.


TEMAS