18 de julio de 2022

Una tecnología que le diría adiós al cepillado de dientes manual

Se trata de un micro enjambre robótico de nanopartículas de óxido de hierro que quiere reemplazar los cepillos de dientes para limpiar la placa bacteriana.

Una nueva  tecnología fue desarrollada por científicos de la Universidad de Pensilvania y busca generar un nuevo método automatizado de limpieza bucal, que podría ser particularmente valioso para aquellos que tienen mayores dificultades manuales a la hora del cepillado.

Estos microrobots cambian de forma alcanzando áreas difíciles de lograr con un cepillo común. Puede eliminar la placa bacteriana de la superficie de los dientes, como el cepillo; o deslizarse entre ellos simulando el hilo dental. En ambos casos, la presencia de actividad catalítica y magnética en su tecnología impulsa las nanopartículas a producir antimicrobianos que matan las bacterias orales dañinas.

Edward Steager, investigador principal de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de Penn, y autor del estudio dijo a Daily Mail que “las nanopartículas se pueden moldear y controlar con campos magnéticos de maneras sorprendentes. Formamos cerdas que pueden extenderse, barrer e incluso transferirse de un lado a otro a través de un espacio, como si se usara hilo dental”.

Un proceso complejo

El cuidado bucal suele ser un proceso engorroso: cepillar minuciosamente cada diente por fuera y por dentro, aplicar una técnica de cepillado vibrante en diagonal que elimine la placa dental, usar hilo dental y enjuagar. Por lo general, la gente no utiliza las técnicas adecuadas facilitando la producción de caries y placa.

Es por esto que los microbots vienen a suplir el cepillo de dientes, que se ha mantenido sin cambios durante décadas. Y ayudaría principalmente a las personas que no tienen habilidades manuales necesarias para cepillarse los dientes de manera efectiva, según el estudio.

“La forma en que funciona es similar a cómo un brazo robótico podría alcanzar y limpiar una superficie. El sistema se puede programar para realizar el ensamblaje de nanopartículas y el control de movimiento automáticamente”, añadió Steager.

La unión hace la fuerza

Hace unos años los investigadores de dos equipos diferentes de la U. de Pensilvania hicieron este descubrimiento casi por error. Ambos estaban interesados en las nanopartículas de óxido de hierro por diferentes motivos.

El equipo de Hyun (Michael) Koo, coautor del estudio, estaba intrigado por la actividad catalítica y publicó un estudio sobre su capacidad para activar el peróxido de hidrógeno para matar las bacterias que causan caries. Mientras tanto, Steager y sus colegas ingenieros estaban explorando estas nanopartículas como bloques de construcción para microrobots controlados magnéticamente.

Al darse cuenta juntaron ambos estudios y el resultado fue increíble. Una plataforma de microrobots controlados electromagnéticamente que limpian los dientes.


TEMAS