19 de julio de 2022

El impacto las de redes sociales en la salud mental de los jóvenes

El uso excesivo en el día a día puede provocar diversas consecuencias psicológicas como, por ejemplo: ansiedad, depresión, dependencia, baja autoestima, etc.

​​​

Las redes sociales (RRSS) se han instaurado en nuestras vidas para quedarse. Cada vez son más las personas que utilizan TikTok, Instagram, Twitter, Facebook, WhatsApp u otras redes sociales. Sin embargo, aunque pueden ser un buen recurso para pasar el tiempo, si se utilizan en exceso pueden tener graves consecuencias para la vida diaria de estas personas.

Es importante diferenciar tres franjas de edad a la hora de hablar de uso de redes sociales: niños, adolescentes y adultos.

Si analizamos el Estudio de Redes Sociales 2021 elaborado por ELOGIA podemos extraer las siguientes conclusiones:​

  • El 80% de las personas de entre 16 y 70 años usa las RRSS
  • Del total de usuarios de redes sociales:
    • El 17% tienen una edad de entre 16 y 24 años
    • El 35% tienen una edad de entre 25 y 40 años
    • El 33% tienen una edad de entre 41 y 54 años
    • El 16% tienen una edad de entre 55 y 70 años
  • Las personas de menos de 40 años son las que más tiempo pasan conectadas a las RRSS
  • El objetivo del uso de las redes es entretenerse (81%), interactuar con otras personas (72%) e informarse (66%)
  • El teléfono móvil es el dispositivo que el 97% de las personas usan para conectarse a las RRSS
  • De media cada usuario pasa 1 hora y 21 minutos al día en las redes

En este estudio, las redes sociales tenidas en cuenta fueron: Facebook, Youtube, Twitter, Instagram, Tinder, Linkedin, Pinterest, Telegram, Whatsapp, Twitch Snapchat, Waze, TikTok y Spotify, entre otras.

 

Efectos negativos de las RRSS en la salud mental

Si las redes se utilizan de una manera excesiva pueden aparecer diversos problemas. Es más, muchas investigaciones realizadas al respecto puso de manifiesto que el empleo excesivo de las RRSS puede provocar dependencia psicológica.

A continuación, mencionamos algunas de las consecuencias o efectos negativos de un uso abusivo de las redes:​

  • Ansiedad. Las personas que efectúan un uso excesivo pueden presentar sintomatología ansiosa. Esto ocurre, por ejemplo, cuando tienen deseo de conectarse y no pueden.
  • Depresión. Como otras adicciones, el empleo excesivo pude provocar sentimientos de tristeza o depresión.
  • Trastornos del sueño. Entre otros motivos, el utilizar dispositivos electrónicos justo antes de irse a dormir puede provocar problemas de sueño. Además, muchas personas utilizan la noche para poder conectarse.
  • Dependencia. Como hemos comentado más arriba el uso excesivo puede generar dependencia. Cuando esto ocurre podríamos estar hablando de que se produce una adicción conductual.
  • Acoso. El acoso está tomando nuevas formas y una de ellas es realizar a través de redes sociales.​
  • Imagen corporal. Hay investigaciones que concluyen que a mayor uso de las redes sociales mayor es también la insatisfacción con el propio cuerpo.
  • FOMO. FOMO significa ansiedad por estar desconectado. Estas personas, cuando no están conectadas, sienten ansiedad porque piensan que se están perdiendo cosas que están ocurriendo en redes.
  • Aislamiento. El potenciar el empleo de las redes puede hacer que descuidemos otras áreas sociales y que dejemos de lado las relaciones “presenciales”.
  • Baja autoestima. Como en el caso de la insatisfacción con la imagen corporal, también hay estudios que concluyen que, a mayor uso de redes, menor autoestima.

Además de todas estas consecuencias, también pueden aparecer estrategias inadecuadas de afrontamiento y otros problemas psicológicos.

Efectos positivos de las RRSS en la salud mental

Aunque un uso abusivo puede tener graves consecuencias en la vida de las personas, si se usan bien pueden ser una gran herramienta para:​

  • Poder realizar una expresión de sentimientos. Muchas personas se atreven a expresar en redes más sentimientos que en persona.
  • Acortar distancia con otros. Es indudable que nos ayuda a relacionarnos con personas que están lejos. Además, fomentan que exista una comunicación más fluida. Por ejemplo, en la cuarentena fueron una gran herramienta para relacionarnos tanto con familiares como con amigos.
  • Ayudan a desarrollar la creatividad

Nos ayudan a encontrar perfiles de afinidad. A través de aplicaciones dedicadas exclusivamente a ello, podemos encontrar personas afines a nosotros e iniciar una relación con ellos.

¿Cómo deben los padres supervisar el acceso a las RRSS?

En las redes sociales se puede encontrar todo tipo de información y contenido y no siempre es adecuado para los niños o adolescentes. Por ello, los padres deberían supervisar el acceso que tienen los más pequeños de las casas a las redes. Además, debemos tener en cuenta que tal y como manifestaron Atela et al. (2014) los jóvenes suelen tener mayor “enganche” que los adultos.

Otro aspecto a destacar es que, además de las consecuencias negativas comentadas más arriba, para los jóvenes el uso de las redes sociales puede tener otras implicaciones porque pueden estar expuestos a: ciberbullying, contacto con personas no conocidas, grooming, sexting, extorsión, retos virales peligrosos, contenido inapropiado para su edad, pérdida de tiempo dedicado al estudio, etc.

Hoy en día existen diversas aplicaciones de control parental que pueden ayudarnos a observar y controlar el contenido que consumen los más pequeños. Además, también es importante realizar una correcta educación sobre qué son las redes sociales y cuáles son sus peligros, establecer un horario de conexión, compartir tiempo con ellos cuando están en redes, asegurarse de que no comparten información o fotos comprometidas, etc.


TEMAS